miércoles, 16 de marzo de 2005

Los años 90 (1)

Los años 90 están considerados por la inmensa mayoría de aficionados como la peor época de la historia de los superhéroes. Una nueva generación de dibujantes, ciertamente espectaculares pero malos narradores de historias, alcanzó cotas de éxito nunca antes vistas. Con contratos millonarios y tratados como estrellas de cine, la fama se les subió a la cabeza y se volvieron comodones. Empezaron a dibujar solo lo que les apetecía, los guionistas sabían bien que no eran las estrellas, que su trabajo estaba totalmente supeditado al capricho del “Hot Artist”.

Eran los Jim Lee, Todd McFarlane, Rob Liefeld, Whilce Portaccio... y vendieron millones de comics, un número increíble que no se alcanzaba desde la Edad de Oro. Las editoriales empezaron a practicar todo tipo de trucos de marketing: portadas dobles, pegatinas, números especiales editados con varias portadas (así el coleccionista compraba dos o mas veces el mismo comic)...

Además, corrió la voz de que el comic era una buena inversión económica ya que se pagaban precios astronómicos por primeras ediciones de Superman y Batman de 1940. Así decenas de miles de personas empezaron a comprar comics para guardarlos en bolsas protectoras, sin leerlos siquiera, aumentando artificialmente las tiradas.

Pero claro, esos comics antiguos eran caros por su rareza. Cuando hay un stock de millones de ejemplares de X-Force 1, no vale una mierda. Este fenómeno especulativo estuvo a punto de acabar con Marvel. Eso, e Image.

Porque las superestrellas querían mas pasta y Marvel no estaba dispuesta a pagarles aun más. Así que se juntaron todos y abandonaron la editorial para fundar una propia: Image. Allí tendrían toda la preciosa libertad creativa que Marvel les negaba. Por supuesto, todos y cada uno de ellos se dedicaron a copiar a los X-Men y a hacer comics totalmente estúpidos.

Marvel, desesperada, se lanzó a contratar a todo aquel que supiera coger un lápiz e imitar a las estrellas prófugas. DC no iba a ser menos. Todos los comics estaban protagonizados por copias de Lobezno y Gambito, tipos duros que fumaban, llevaban gabardinas y mucho cuero, portaban armas más grandes que ellos mismos y de héroe tenían bien poco. El realismo que Alan Moore y los 80 trajeron a los comics se quedó en hacer las cosas mas sucias y la desaparición de la imaginación y fantasía típica de los superhéroes. Todo eran músculos hinchados e inexistentes, insulto a la anatomía humana, rechinar de dientes, tetas y piernas imposibles. Todo debía ser nuevo y guay, los viejos personajes fueron sustituidos por versiones “modernas” de los mismos. El guión y la inteligencia se olvidaron en favor de la imagen y las ventas. Todos los comics estaban envueltos en deleznables “crossovers”, de manera que para seguir una serie debías comprar otras diez que no te interesaban. Había quince o más series de mutantes y derivados de la Patrulla X, cuatro o cinco de Spiderman, Batman y Superman y se olvidaba lo que había hecho grandes a esos personajes. Cientos de miles de lectores dejaron los comics en esta época.

Entre toda esa morralla destacaron un puñado de series que, por cierto, no tenían las ventas millonarias de las otras. Sandman de Neil Gaiman, Hulk de Peter David, Starman de James Robinson, algunos comics totalmente mercenarios de Alan Moore y cositas de aquí y de allí.

Hasta que a mediados de la década y con la industria en crisis, Flash volvió para salvarnos a todos. El relámpago golpeaba por tercera vez. El Flash del joven guionista Mark Waid nos devolvió todo lo bueno de épocas pasadas e inició un camino que otros seguirían

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Es cierto que todos esos tebeos son horribles, pero reclamaban una cosa para los tebeos de SH: espectáculo, pero lo hicieron muy mal con un enfoque totalmente erróneo, hasta que llegó The Authority

marzo 17, 2005  
Anonymous Stelios said...

Hombre, yo creo que fue una epoca muy muy floja, pero fiel reflejo del rumbo que tomaban todos los aspectos culturales de la sociedad. Me refiero a la música, la televisión, etcetc...
Eso es lo triste, que hasta el mundo del tebeo se contagió de toda la pérdida de valores morales que se dió en general en el mundo.
Pero bueno, la verdad es que también hubo sorpresas agradables, lo que pasa es que tenías que investigar muy muy profundamente...y de esa mierda nacieron grandes autores actuales, tampoco hay que olvidarlo, caso de Ellis, Gaiman(ya se que puede ser de los 80, pero bueno, el nucleo prinicpal de Sandman se desarrolló en los 90), Busiek(por cierto, "Astro city" es de los 90...uno de mis comics favoritos de todos los tiempos...), y otros muchos que hoy en dia estan dando guerra y de la buena, gracias a Dios...

marzo 18, 2005  
Blogger VanMaddle said...

Es que Astro City es la hostia en verso. Pero tranquilo, de ella junto con Marvels, Kingdom Come y Vengadores de Busiek hablare en los Años 90 (2)

marzo 21, 2005  
Blogger 珊珊李 said...

賞鯨,花花論壇,大學,裕元花園,棉花田,汽車旅館,汽車旅館,風林火山,火影忍者,千葉火鍋,冰火天堂,火狐,火柴,台鐵,火影,火影忍者,火車票價,賣火柴,火車訂票,火影,火車,火線特戰隊,火影忍者,籃球火,螢火蟲,火影忍者,遊戲,煙火,火鍋店,火狐,林依晨,阿里山,小火車,烈火雄心,籃球火,火影忍者,火車票,板橋,台鐵,神奇寶貝,火影,吃到飽,火之舞,火鳳三國,籃球,火鳳燎原,集集火車站,石頭火鍋,鍋大爺,防電磁波,電磁波,機油,油價查詢,加油站,中油,中油油價,中國石油,新聞,油漆,油壓,國際油價,中國石油,油飯,菊花,三酸甘油脂,指油壓,指甲油,魚油,油飯,奶油獅

noviembre 15, 2009  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home